1667: Nace Jonathan Swift, el popular autor de Los Viajes de Gulliver, El Siglo de Torreón
19 de octubre de 2021. notifications
menu desktop_windows
Nacional Archivo

1667: Nace Jonathan Swift, el popular autor de Los Viajes de Gulliver

UN DÍA COMO HOY...

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, lunes 30 de noviembre 2020, actualizada 10:43 am


Enlace copiado

Jonathan Swift nació el 30 de noviembre de 1667 en Dublín, Irlanda. Desde muy joven quedó huérfano de padre, sin embargo, gracias al apoyo de sus tíos recibió educación, por lo que consiguió ingresar a la Universidad de Dublín en 1681. 

De acuerdo con el sitio buscabiografias.com, Swift decidió abandonar su país para reunirse con su madre, quien residía en Leincester, allí trabajó como secretario de William Temple, un político importante de aquella época y miembro del parlamento, hombre que fue su protector por 10 años. 

Así conoció a Esther Johnson, hija de Temple, a quien dedicó una serie de cartas íntimas, mismas que fueron publicadas de manera póstuma en 1766, bajo el título de Cartas a Stella, algunos biógrafos aseguran que llegó a casarse con ella en secreto. 

De acuerdo con datos del portal biografiasyvidas.com, Jonathan tuvo malas relaciones con su protector, por lo que regresa a Dublín, donde se ordenó sacerdote en 1694. Después trabajó un año en la parroquia de Kilroot hasta que se reconcilió con Temple. 

A su regresó a Londres inició una vida activa en la vida política, religiosa y literaria de la ciudad. Al inicio se mantuvo cerca de los “whigs” y tras la subida al poder de los “tories” escribió una serie de panfletos en su favor y contra los whigs con gran agudeza y mordacidad. 

Aquellos textos le valieron para dirigir el Examiner, un periódico del Partido Conservador. Publicó La conducta de los aliados (1711), un panfleto en el que acusó al Partido Liberal de usar para su beneficio la Guerra de Sucesión española, lo que provocó la dimisión del comandante. 

Posteriormente, comenzaron a surgir sus primeros escritos en prosa como lo fue La batalla entre los libros antiguos y modernos (1697), donde disertó sobre el mundo literario, de su valor para tratar de averiguar si eran mejores las obras antiguas o las modernas. 

Con su Historia de una bañera (1704), produjo uno de los más divertidos y originales de sus escritos satíricos, que habla sobre la pretenciosidad e hipocresía religiosa y de la literatura, lo cual le supuso la pérdida de sus prerrogativas en la Iglesia anglicana. 

En 1699 falleció su protector, motivo que lo obligó a establecerse en Irlanda donde ejerció varios cargos eclesiásticos, entre ellos fue deán en la catedral de San Patricio, y se dedicó a viajar por Londres para mantener su actividad política que perdió fuerza en 1718, con la caída del gobierno. 

Entre 1724 y 1725 publicó panfletos a favor de la moneda irlandesa y las Cartas de un pañero, que benefició el permiso para acuñarla de nuevo. Más tarde, escribió Una modesta proposición (1729), que ironizaba la venta de niños irlandeses pobres como alimento para los ingleses ricos. 

Debido a estas obras fue considerado un héroe del nacionalismo irlandés. Sus últimos años se vio afectado por un tumor cerebral y una progresiva demencia, pero no lo impidió para escribir la obra que aseguró a Swift la gloria literaria, se trata de su novela Viajes de Gulliver. 

En ella desarrolló una sátira imaginativa y pesimista de la sociedad que fue curiosamente, un éxito de la literatura infantil. 

La historia comienza con el descubrimiento por parte del protagonista de países imaginarios, integrados por seres minúsculos (Lilliput) y gigantes (Brobdingnag). 

Con esta narrativa, el autor criticó la política y las relaciones sociales de su época, en un tono negativo que rayó en la misantropía. 

El estilo de Swift fue austero y directo, y alcanzó mejores resultados en la sátira, género que cultivó y en el que demostró sus dotes imaginativas. 

A esta obra añadió por seis años que tardó en escribirla, reflexiones acerca de la naturaleza humana. Sus últimos años, tras la muerte de Stella, sufrió ataques de vértigo y periodos de decadencia mental, hasta que finalmente falleció el 19 de octubre de 1745. 

Enterrado a lado de Stella, se lee en su epitafio, escrito en latín: "Aquí yace el cuerpo de Jonathan Swift, D., deán de esta catedral, en un lugar en que la ardiente indignación no puede ya lacerar su corazón. Ve, viajero, e intenta imitar a un hombre que fue un irreductible defensor de la libertad".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...