Verdades y rumores, El Siglo de Torreón
13 de mayo de 2021. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

AGENTE 007
sábado 30 de enero 2021, actualizada 7:00 am

Enlace copiado

Los ánimos electorales parecen ser más contagiosos que el propio COVID-19, y ahora además de afectar a las tradicionales oficinas de Gobierno llegaron hasta las dependencias de salud, como ha sucedido en el hospital del ISSSTE de Torreón, donde se renovará a la dirigencia nacional, estatal y local; de ahí el argüende que trae el personal sindicalizado y que, para variar, a quien más está afectando es a los derechohabientes. Nuestros subagentes, disfrazados de batas deshilachadas, nos cuentan que los grupos políticos de Morena y el PRI ya se enfrentaron para ver quién se queda a cargo del desgastado nosocomio que atiende a trabajadores del Estado y la Federación. A decir de los trabajadores del hospital, que como sí trabajan no tienen tiempo para las grillas, por un lado están los quejosos que dicen son apoyados por fuerzas del tricolor, mientras que el cuerpo de Gobierno del Instituto tiene apoyo de la 4T. 

El culebrón que arrancó a inicios de semana se justificó ante una presunta falta de transparencia en el Plan de Vacunación contra el COVID-19 en la institución, además de acusar de malos tratos e irregularidades en el proceso de contratación de personal; hasta la "eficaz" FGR intervino a medias, al igual que la Policía Estatal, quienes intentaron "mediar" en un espacio federal. Por su parte, el director Alejandro Gómez reiteró que no va a renunciar y fue directo al acusar que desde que llegó al cargo está "pisando callos" al detectar una serie de irregularidades administrativas, como que se cobraba por los contratos de sustitución y que se atendía a cambio de un monto económico a personas que no eran derechohabientes del ISSSTE. Mientras tanto, el propio personal de salud que trabaja en ese centro médico balconeó que quienes se encuentran en las carpas frente al hospital son familiares de algunos inconformes, que por cierto son maestros y en lugar de estar dando las clases en línea andan haciendo grilla donde nos les toca; mientras, que esperen los derechohabientes.

************

Nuestros subagentes, que merodean por el Palacio Rosa disfrazados de mural sin restaurar, nos comentan que quien ya lleva muy avanzada la búsqueda de las empresas farmacéuticas que pudieran abastecer de vacunas contra el funesto COVID-19 a la provincia Coahuila es el "góber" rijoso, epidemiólogo y ahora hasta representante médico Miguel Riquelme Solís, quien por estos días supuestamente hará anuncios importantes al respecto. Dicen que la está buscando en forma directa y en bola… Digo, junto a los rebeldes gobernadores de la Alianza Federalista, y con los que podrían hacerse compras consolidadas, aunque, a decir de los indiscretos subagentes, no todos los mandatarios estatales han mostrado la misma prisa para adquirir la vacuna. Debido a las reuniones que ya tuvo con empresarios, los subagentes también aseguran que es considerable el número de "ipecos" de alto vuelo que andan en la misma búsqueda porque les urge vacunar a sus trabajadores y, de paso, alivianar al Estado para avanzar con la población abierta. Un millón de vacunas, por lo pronto, es el interés de compra aunque sea este año, porque al paso que va el aletargado Plan Nacional de Vacunación, para algunos el arma electoral de la 4T, pues lo más seguro es que se termine en cuatro años, es decir, al final del sexenio, como para seguirle sacando jugo político; en tanto, México es ya el tercer país con más muertes por cada cien mil habitantes a causa del fastidioso coronavirus en el mundo; de ahí la urgencia. 

Y en la "capirucha" del sarape y el pan de pulque nuestros subagentes nos reportan que el que de plano se voló la barda y al que nomás le faltó poner alfombra roja fue el magistrado influencer, instagrammer y presidente del Tribunal Superior de Justicia en el Estado, Miguel Mery Ayup, al rendir su informe anual de actividades correspondientes al 2020 en la Sala de Plenos del Tribunal Superior de Justicia. Al iniciar la ceremonia todo era un ambiente solemne con invitados selectos y un numeroso staff de fotógrafos y camarógrafos contratados para resaltar la imagen del magistrado, pero nuestros subagentes, disfrazados de equipo de luces de discoteca, nos reportan que apenas apareció en escena el magistrado luciendo su "outfit" y, como sucede en los teatros, luego de la tercera llamada, casi se escuchó el grito de "cooomenzamos", al tiempo que inició su recuento de logros con gran despliegue de dotes oratorias y con las entonaciones de voz de los profesionales de la cantada. Por cierto, su informe tuvo una amplia cobertura estatal, contratada por supuesto, a través de las inestables redes sociales y en las cadenas de radio y televisión, lo que fue muy contrastante a la línea que ha marcado siempre en sus eventos el "góber" Miguel Riquelme, en los que exige austeridad y extremo control en el cumplimiento de los protocolos sanitarios. Así las cosas. 

************

Y ahora fueron los "ipecos" los que esta semana pusieron el grito en el cielo, preocupados por los "agandalles" del famoso Plan Nacional de Vacunación organizado y centralizado por la "Cuatroté". Según los insidiosos subagentes, varios empresarios afiliados a la Canaco, por tener empleados de 60 años en adelante, pidieron información sobre las fechas de inicios de la vacunación para los adultos mayores, y grande fue su sorpresa cuando en la oficina de la Secretaría de Bienestar, ahí donde cobra aún el superdelegado del Gobierno federal Reyes Flores Hurtado, les informaron que la inmunización comenzará en febrero, pero primero apoyarán a los que integran sus listas de beneficiarios y después los demás. No solo los llamados "Servidores de la Nación" están aprovechando para vacunarse antes que los médicos y enfermeras, sino ahora también se dará prioridad a los beneficiarios del programa "65 y más". Si de por sí va lenta la vacunación en el país por la cantidad insuficiente del biológico, ahora con las listas a modo ni para cuándo acabar. 

************

A horas de comenzar el mes de febrero y acercarse el periodo de campañas de los candidatos que suspiran con ocupar el séptimo piso del edificio más caro y caluroso de la ciudad, al menos dentro del resucitado Partido Revolucionario Institucional, todos quieren ser llamados, pero también escogidos. Nuestros subagentes, que merodean entre las huestes del tricolor, nos reportan que, como si fuera la Feria del Empleo, muchos ya alzaron la mano porque juran y perjuran tener méritos para ser tomados en cuenta en la integración de la planilla que acompañe al "mini bien peinado" Román Alberto Cepeda. A decir de los subagentes, tan buenos están los ánimos en el partidazo que no solo se pelean el ocupar el lugar que sea en la lista de regidores, sino también por ocupar al menos en algún puesto dentro de la administración y se conforman con lo que sea, pues quieren dejar de vivir en el error. Por eso, varios ya iniciaron sus cadenas de oración y se han encomendado a los santos de su devoción para que les hagan el milagro, primero, de que gane su partido (que está en "veremos") y, luego, de que sean tomados en cuenta en el reparto de los "huesos"… Perdón, de los puestos. Mientras que en lo que queda del Partido Acción Nacional algunos andan más preocupados por la sucesión presidencial y por a quién dejará cuidando el changarro el alcalde Jorge Zermeño para seguir en campaña que en ayudar al proyecto de su candidato, el "carnal" Marcelo Torres Cofiño, quien a pesar de haber logrado sentar en la misma mesa a los dueños y archirrivales del blanquiazul no ha podido convencer a los militantes que gozan de vivir en el acierto de que si no trabajan, se les acabará la beca. 

************

"Falta poco…" es la frase que suena un día sí y otro también en la Presidencia municipal de Torreón, de cara al segundo mes de este año, en que habrá proceso electoral el domingo 6 de junio. Pero además porque el alcalde Jorge Zermeño ya prepara maletas para irse en busca de la candidatura a una diputación federal. No obstante, la inquietud de decenas de burócratas municipales porque pasarán a vivir en el error no la comparten los trabajadores (así les dicen) sindicalizados. Por ser estos puestos los más seguros, cada final de administración no hay funcionario que se resista a la "tentación" de sindicalizar a trabajadores, parientes o amigos a fin de dejarlos enquistados en la nómina municipal y, desde luego, mediante el pago de una significativa suma de dinero. Nuestros subagentes ya cuentan con una importante lista de nombres que "aparecieron" ya sindicalizados, entre ellos, familiares de la tesorera municipal, Mayela Ramírez, a quien con documentos le señalaron su nepotismo. Queda claro que a don Jorge le fallaron sus colaboradores de más confianza, pues se perdieron en negocios, tráfico de influencias y abusos contra los ciudadanos. A algunos aún los tiene becados en el cuarto piso del Banco de México y con elevados sueldos, por ejemplo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...