NUESTRO RECOMENDADO PARA LEER, El Siglo de Torreón

16 de mayo de 2021. notifications
menu desktop_windows
Cultura

NUESTRO RECOMENDADO PARA LEER

CECILIA BÖHL DE FABER / LA GAVIOTA

EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH , lunes 12 de abril 2021, actualizada 9:31 am

Enlace copiado

Marisalada es una joven pobre y hermosa con una gran voz, todos la conocen como la Gaviota. Tras casarse con un médico alemán a quien no ama, pero que promete ayudarla a alcanzar el éxito en los escenarios de Sevilla y Madrid, abandona el pequeño pueblo donde ha crecido para iniciar su camino a la fama.

Sin embargo, pronto descubrirá que el mundo del arte no solo está lleno de luces y aplausos, sino también de tentaciones; la más peligrosa la arrastrará en el torbellino de un amor prohibido con un apuesto torero que morirá trágicamente.

Políglota y de una inquietud intelectual desmesurada, Cecilia Böhl de Faber (1796-1877) nació en Suiza y pasó los primeros años de su vida en Alemania. Cuando su madre, de origen español, la llevó a vivir a su país natal, sus costumbres y tradiciones la fascinaron, lo cual la volvió una aguda crítica de esa cultura.

Tras más de un siglo, la publicación de La Gaviota le ha valido a su «autor» ser considerado junto a José María de Pereda, Benito Pérez Galdós y Emilia Pardo Bazán, como una de las plumas emblemáticas del costumbrismo español.

Cecilia Böhl de Faber tomó un seudónimo masculino para escribir libremente. La colección Reveladas la reconoce a ella y todas las mujeres que a través de los siglos han tenido que usar otros nombres para poder desarrollar su obra sin obstáculos. 

SOBRE LA AUTORA

Cecilia Böhl de Faber nació en Morges, Suiza, el 24 de diciembre de 1796. Hija del conocido hispanista Juan Nicolás Böhl, natural de Hamburgo y cónsul en Cádiz, y de Francisca Larrea, que escribió con el seudónimo de «Corina». Pasó sus primeros años en Alemania hasta que regresa con su familia en 1813.

El 30 de marzo de 1816 se casa con el capitán de infantería don Antonio Planelles y Bardaxí y se marchan a Puerto Rico, por ser destinado él allí. Poco después queda viuda y tiene que buscar la protección del capitán general de la isla, que la acoge hasta su regreso.

Pasa en Hamburgo luego algún tiempo junto a su abuela, y al regresar a Cádiz conoce a Francisco Ruiz del Arco, marqués de Arco Hermoso, con el que contrae matrimonio el 26 de marzo de 1822. Su casa en Sevilla se convierte en el centro de la vida social hasta que fallece él en mayo de 1835.

Dos años más tarde se casa con Antonio Arrom de Ayala, enfermo de tisis y al que la escritora costea un viaje a Manila para que se recupere. Acabó por ocupar en Australia el Consulado de España, pero no con siguió salir adelante ni física ni económicamente y acabó por suicidarse en 1863.

Cecilia se queda en la pobreza y es protegida por los duques de Montpensier y la reina Isabel II, que le concede como vivienda una de las casas del Patio de las Banderas del Alcázar de Sevilla.

Tras la revolución de 1868 se ponen en venta estas casas, lo que la obliga a buscar otra. Enferma, en 1877 recibe la visita de la reina y en los últimos momentos la acompaña la infanta Luisa Fernanda. Fallece el 7 de abril de 1877, a los 80 años. 

Datos

Páginas: 384.

Publica: Destino

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...