La marihuana como esperanza para tratar el Parkinson, El Siglo de Torreón
13 de mayo de 2021. notifications
menu desktop_windows
Ciencia

La marihuana como esperanza para tratar el Parkinson

Los cannabinoides activarían funciones cerebrales, según un estudio

EL UNIVERSAL.-
TORREÓN , martes 13 de abril 2021, actualizada 11:41 am

Enlace copiado

Un nuevo estudio liderado por investigadores mexicanos sugiere el uso de cannabinoides como tratamiento alternativo para combatir la enfermedad de Parkinson, pues estos compuestos orgánicos son recibidos por un área del sistema nervioso central en el que se lleva a cabo el control de movimiento voluntario, una de las funciones deterioradas a lo largo de este trastorno neurodegenerativo.

En el marco de la regulación del cannabis en México, expertos del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados (Cinvestav) estudian nuevos blancos terapéuticos que mitiguen los efectos de la enfermedad de Parkinson, que si bien ya existen fármacos para combatirla, su administración constante puede conducir a la manifestación de efectos adversos, como movimiento involuntario anormal y trastornos gastrointestinales.

Esta afección es considerada como el segundo trastorno neurodegenerativo más frecuente, sólo por debajo del mal de Alzheimer, pues afecta a una de cada 100 personas con edad avanzada, y los casos van en aumento a causa del envejecimiento de la población.

Se caracteriza además, por producir movimientos lentos en quienes la padecen, así como temblor persistente durante el reposo, rigidez y una postura inestable. A partir de su diagnóstico, la esperanza de vida es en promedio de 15 años.

Benjamín Florán Garduño, neurobiólogo del Departamento de Fisiología, Biofísica y Neurociencias del Cinvestav, ha desarrollado una nueva estrategia farmacológica para atender los síntomas de esta enfermedad, en la que el uso de cannabinoides ha inhibido el movimiento constante de manera efectiva.

Los cannabinoides son un grupo de compuestos orgánicos encontrados en la planta de cannabis, los cuales tienen la capacidad de activar receptores en el cuerpo humano. Estos captadores de señales están ubicados en los nervios basales del sistema nervioso central, en nuestro cerebro, y están encargados de la actividad motora.

El experto explicó, en una publicación de "Conexión Cinvestav", que se ha dedicado a entender el papel de los cannabinoides, ya sean endógenos (producidos en el organismo), naturales (provenientes de las plantas del género Cannabis) o sintéticos, con el objetivo de identificar las opciones terapéuticas para tratar la enfermedad de Parkinson.

El especialista en trastornos del control motor recurrió al uso de estos compuestos, ya que la evidencia científica ha demostrado que los cannabinoides están relacionados con la inhibición del movimiento. Sin embargo, estos datos han surgido como resultado de estudios in vitro (técnica realizada fuera del organismo vivo) y en modelos animales, por lo que no se ha comprobado si funcionaría de la misma manera, en humanos.

Florán Garduño y sus colaboradores, por consiguiente, se dedicaron a estudiar el efecto de cannabinoides en el organismo humano, específicamente, en el receptor "GPR55". Este se encuentra en el sistema nervioso central y está encargado de liberar al neurotransmisor "GABA", involucrado de forma directa mayoría de las funciones cerebrales, entre ellas la del movimiento.

La actividad particular del receptor "GPR55" varía dependiendo de si los receptores de la dopamina están o no activados. "Si esta información es trasladada de manera teórica a la enfermedad de Parkinson, en la cual los receptores a cannabinoides están sobreexpresados y la cantidad de dopamina es baja, es posible concluir que administrar cannabinoides podría bloquear el poco movimiento de los pacientes", explicó el investigador.

Esta conclusión (aseguró el miembro del Sistema Nacional de Investigadores) no sólo beneficiaría el uso de cannabinoides, sino que ayudaría a potenciar los beneficios de los fármacos disponibles. Uno de ellos es la “levodopa”, diseñado para reemplazar la dopamina perdida tras la degeneración de las neuronas encargadas de producirla.

El científico destacó que, de demostrarse que los cannabinoides cuentan con la capacidad de actividad al receptor "GPR55", sería el primer blanco terapéutico que no esté relacionado con la actividad de la dopamina (dopaminérgico) para tratar este trastorno neurodegenerativo.

"La idea es aumentar tanto la esperanza de vida de las personas como la calidad de la misma, en especial porque cuando los síntomas de la enfermedad de Parkinson se presentan cerca del 80% de las neuronas dopaminérgicas están dañadas", explicó Benjamín Florán, por lo que espera que las investigaciones de esta enfermedad continuo y se extiendan en los laboratorios mexicanos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...