Buitre olímpico, El Siglo de Torreón
17 de septiembre de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Buitre olímpico

Recuerdos de ayer

SERGIO LUIS ROSAS
TORREÓN, COAH, miércoles 21 de julio 2021, actualizada 8:43 am


Enlace copiado

Carlos Lorenzo Mañueco llegó al atletismo de manera circunstancial entre febrero y marzo de 1963, pues jugaba futbol americano y futbol soccer en los equipos de la entonces Escuela Superior de Agricultura “Antonio Narro’’, pero su velocidad sorprendió a todos al obtener segundo lugar en el Campeonato Nacional de Atletismo de Primera Fuerza celebrado en la segunda quincena de octubre de 1963 en la pista del Instituto Tecnológico de Saltillo, el cual fue clasificatorio para los XVIII Juegos Olímpicos de Tokio 1964.

Nuestro personaje de hoy nació el 25 de febrero de 1942 en Tuxpan, Veracruz. Su infancia la vivió en el Campo Petrolero “La Barra Norte’’ de Tuxpan, donde su padre, don Álvaro Lorenzo Fernández era Superintendente de esa planta, siendo un adolescente fue enviado a la ciudad de Monterrey para cursar sus estudios de Secundaria y Preparatoria en el Colegio Regiomontano, becado por PEMEX, en ese entonces jugaba basquetbol y voleibol.

Su padre pretendía que estudiara en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Campus Monterrey, pero él decidió a sus 20 años trasladarse a la ciudad de Saltillo para inscribirse en la entonces Escuela Superior de Agricultura “Antonio Narro’’ con sede en la ex Hacienda de Buena Vista.

En ocasión de conmemorarse un aniversario más de la fundación de ese plantel se organizó entre febrero y marzo de 1963 una competencia de atletismo, en la cual participó Mañueco, como se le conocía entre sus compañeros, más por los festejos que por otra cosa, ya que en ese entonces destacaba en el futbol soccer como extremo derecho y en el futbol americano como mariscal de campo.

Se cuenta que utilizó los “tachones’’ de futbol americano para participar en esa competencia atlética, en la cual sorprendió a la comunidad de la Narro al ganar por su gran velocidad el primer lugar en las pruebas de 100 y 200 metros planos, relevo de 4 X 100 y salto de longitud. De inmediato fue seleccionado para participar en el Campeonato Municipal y en el Estatal de Atletismo celebrados en el mes de octubre de 1963 en la ciudad de Saltillo con diferencia de una semana, obteniendo primer lugar en 100 y 200 metros planos. 

Estos triunfos le dieron el derecho de representar a Coahuila en el Campeonato Nacional de Atletismo de Primera Fuerza celebrado en la última semana de octubre de 1963 en la pista del Instituto Tecnológico de Saltillo, en el que destacó al ganar el segundo lugar en los cien metros planos y el derecho a buscar la calificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 1964.

Entrevistado anteayer lunes vía telefónica, manifestó visiblemente emocionado: “Guardo bastantes recuerdos de mi actuación en el atletismo y participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964, cosas increíbles, cosas que Dios te tiene escrito desde que naces’’.

En seguida comentó que le fue difícil lograr la calificación a Tokio 1964, pues debió competir en tres ocasiones contra Miguel Ángel González para obtener este derecho, incluso, trataron de hacerle “trampa’’ para que no asistiera a la Olimpiada, no obstante que en febrero de 1964 en los Juegos Inter Tecnológicos celebrados en el Tecnológico de Durango cronometró 10.3 segundos e igualó el récord del atleta olímpico Santiago Plaza (nacido en España, pero naturalizado mexicano), impuesto en 1963.

Recordó que esas tres pruebas se celebraron en la pista del Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria, habiéndole ganado a Miguel Ángel González las dos primeras. Al término de la segunda le indicaron que fuera a vacunarse contra el cólera amarillo. Acudió de manera puntual, pero antes de que le aplicaran el biológico preguntó cuáles reacciones iba a presentar.

“Me comentaron que me iba a doler mucho y al tercer día tendría alta temperatura, por lo que decidí no aplicármela. El día programado para la tercera prueba me presenté en la pista y saludé a Miguel Ángel González, quien se puso nervioso al verme, salió en falso y quedó descalificado, ganando yo por Reglamento. Me llamaron para hacer otra carrera, pero puse la condición de que corriera solo’’, relató.

En seguida dijo que la mayor parte de su preparación la realizó por su cuenta en la Narro, de vez en cuando era apoyado por el Profr. Jesús Rosales, entrenador del equipo de atletismo del Instituto Tecnológico de Saltillo. Cuando quedó concentrado en el Centro Olímpico entrenó durante tres meses con el Profr. Eutiquio del Valle Arquicida y el capacitador lituano Laipenis, quien le enseñó a salir. Añadió que la Selección Mexicana de atletismo se integró con un reducido grupo de cuatro atletas: Esperanza Girón Olivares en 100 y 200 metros planos, Didier Mejía en 400 metros, Fidel Negrete en la prueba de Maratón y Carlos Lorenzo Mañueco en 100 y 200 metros.

Con gran responsabilidad asumió el reto de representar a México en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964. Debutó el 14 de octubre en el Estadio Nacional ubicado en Shinjuku. Salió en el heat número cuatro de la primera ronda, registrando un tiempo de 10.7 segundos a tan sólo a una centésima de los tres primeros lugares ganados por Marian Dudziak de Polonia, Allotey de Ghana y John Owti de Kenya.

Narró que su segunda oportunidad olímpica fue dos días después, el 16 de octubre, en el mismo escenario, pero en la prueba de 200 metros planos, en la cual enfrentó a Roger Bambuck de Francia, Arquímides Herrera de Venezuela y Boris Zulov de la URSS. Mañueco cronometró 21.6 segundos, quedando nuevamente a una centésima de clasificar a la siguiente ronda.

“Me quedó satisfecho con lo que hice, tomando en cuenta lo que había entrenado. Debí haber participado en los Juegos Olímpicos de México 68, pero los dirigentes de la Federación Mexicana de Atletismo se molestaron conmigo por unas declaraciones que hice. Regresé a Saltillo y me olvidé del atletismo para concluir mis estudios de Ingeniero Agrónomo y cinco días después de mi último examen presenté mi Tesis profesional’’, concluyó “El Buitre Olímpico’’.

¡Hasta el próximo miércoles!

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...