1854: Muere Friedrich von Schelling, uno de los máximos exponentes del idealismo y de la tendencia romántica alemana, El Siglo de Torreón
25 de octubre de 2021. notifications
menu desktop_windows
Cultura Archivo

1854: Muere Friedrich von Schelling, uno de los máximos exponentes del idealismo y de la tendencia romántica alemana

UN DÍA COMO HOY...

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, viernes 20 de agosto 2021, actualizada 11:05 am


Enlace copiado

Friedrich von Schelling, uno de los pensadores idealistas más reconocidos de la historia filosófica, es evocado este viernes que se cumplen 167 años de su fallecimiento, como una de las figuras más importantes del desarrollo post-kantiano y como pionero de la filosofía positiva. 

Junto con Johann Gottlieb Fichte (1762-1814) y Georg Friedrich Hegel (1770-1831), Schelling fue portavoz de la corriente idealista, aunque su pensamiento fue evolucionando durante toda su vida por lo que es difícil encasillarlo en una sola corriente. 

Nació el 27 de enero de 1775 Leonberg, cerca de Stuttgart, Württemberg, en Alemania; su gran intelecto fue impulsado por su padre, un pastor luterano profesor de lenguas orientales, que le enseñó varias lenguas clásicas a los ocho años. 

Gracias a su elevado desarrollo intelectual, el joven Friedrich fue aceptado a la edad de 15 años en el seminario teológico en Tubinga, en donde aprendió las ideas de la Revolución Francesa, según el perfil del autor publicado en el sitio de la Enciclopedia Británica, britannica.com. 

Sin embargo, Schelling se interesó aún más por las ideas de Immanuel Kant (1724 -1804), quien planteó la filosofía a un nivel superior crítico, así como del sistema idealista de Johann Fichte (1762-1814) y el panteísmo de Benedict de Spinoza (1632-1677). 

La experiencia adquirida en la academia y la influencia absorbida de los grandes pensadores, generó en Friedrich la intención de publicar su primera obra filosófica, Sobre la posibilidad y la forma de la filosofía en general, apenas a los 19 años. 

De 1795 a 1797 trabajó como tutor de los niños de una familia noble, mientras cursaba estudios en Leipzig de física, química y medicina; en su estadía en esa ciudad comenzó con el estudio de la naturaleza. 

Producto de esta indagación fue su Filosofía de la naturaleza, libro donde destacaba que la naturaleza, vista en sí misma, mostraba un desarrollo activo hacia el espíritu, y el cual es considerado su primer logro reconocido en los círculos románticos. 

En 1798 fue invitado a realizar una cátedra, junto a muchos de los intelectuales más destacados, en la Universidad de Jena, Alemania, a la par de su productiva etapa de obras sobre la filosofía de la naturaleza. 

Por sus diversos escritos filosóficos, Schelling fue el principal pensador de su época, hasta que su amigo Georg Hegel criticó sus obras y el mundo intelectual empujó a un segundo plano los trabajos de Friedrich. 

Fue por lo anterior que Scelling decidió retirarse de la vida pública aislándose en Munich en 1806, hasta que fue nombrado secretario general de la Academia de Artes Plásticas, y tras la muerte de su esposa en 1809 volvió a publicar, ahora un escrito sobre la inmortalidad. 

En Munich, también buscó apuntalar nuevamente su obra filosófica, a través de una revisión a la crítica de Hegel y un nuevo cuestionamiento a las especulaciones idealistas construidas, a partir de la idea de que el mundo se presenta como un cosmos racional. 

En esta época, según el sitio El poder de la palabra, epdlp.com, desarrolló una filosofía positiva en la que definía la existencia humana como el modo de reserva por parte de lo absoluto. 

En el último periodo de su trabajo, que comprendió de 1810 hasta su muerte, según su escrito inédito Las edades del mundo y los manuscritos de sus conferencias, Schelling destacó en su obra que la libertad fue la base de la filosofía e incluyó a Dios como elemento creativo a través del hombre. 

El destacado filósofo buscó empezar de nuevo en su madurez, realizando seminarios de filosofía positiva, los cuales tuvieron gran audiencia, entre la que figuraban Friedrich Engels (1820-1895), Søren Kierkegaard (1813-1855), Jacob Burckhardt, (1818-1897) y Mikhail Bakunin (1814-1876). 

Este periodo concluyó luego de ser víctima de plagio, lo que lo empujó a su retiro de la docencia. 

Otros de sus trabajos más destacados fueron La filosofía del arte, De la libertad humana y fragmentos de una obra no publicada que se tradujeron como Las edades del mundo. 

El 20 de agosto de 1854, Friedrich von Schelling falleció dejando un gran legado en la filosofía positivista e idealista de Alemania y del mundo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...