La vida de Elías; a veces víctima y otras victimario, El Siglo de Torreón
25 de octubre de 2021. notifications
menu desktop_windows
Coahuila

La vida de Elías; a veces víctima y otras victimario

Joven del Cerro de la Cruz habla de su experiencia tras vivir niñez durante la Ola de Violencia

KASSANDRA RUIZ/ EL SIGLO DE TORREÓN/ TORREÓN
TORREÓN COAH., lunes 06 de septiembre 2021, actualizada 3:57 pm

Enlace copiado

En el Cerro de la Cruz, una de las colonias del Poniente de Torreón, vive “Elías”, un joven de 20 años, mismo tiempo que tiene habitando en esta colonia, Elías cuenta para El Siglo de Torreón algunas situaciones a las que se ha enfrentado él al igual que otros jóvenes que han crecido en una de las colonias catalogadas como más inseguras de la ciudad.

Es de dominio público, al menos entre los laguneros, que entre 2006 y 2012, La Laguna vivió un periodo al que se le conoció como “Ola de violencia”; durante este tiempo, Elías vivía su niñez y menciona que era muy común que sus juegos con amigos se interrumpieran por balaceras entre los cárteles que se disputaban el territorio.

Elías cuenta que de pequeño sufrió la pérdida de dos hermanos a manos de sicarios, uno de ellos por trabajar en venta y distribución de droga en el sector y otro que sufrió un “levantón”, como coloquialmente se conoce a una variante de secuestro a manos del crimen organizado, este último apareció sin vida y con huellas de tortura, Elías tenía 11 años.

Han pasado casi 10 años del aparente fin de la “Ola de violencia” pero ¿Qué fue de los niños que corrían por el Cerro de la Cruz a esconderse de los balazos?, ¿a que se dedican ahora?.

Elías menciona que a lo largo de su vida ha tenido muchos amigos y otros solo conocidos, un par de ellos dedicaron su juventud a formar parte de los grupos armados que de pequeños los hacían correr a esconderse; recuerda que en una ocasión uno de ellos fue “castigado” a tablazos por apuntar con una pistola a Elías en la cabeza en forma de broma y ser visto por uno de sus jefes sicarios, cuenta haber jugado de niño a las escondidas y al fútbol con él, pero justo el año pasado, en 2020 fue asesinado a tiros junto a otros jóvenes, la noticia apareció en los periódicos impresos de la ciudad: “Confirman muerte de 5 hombres en balacera del Cerro de la Cruz”.

“Hay que ser agradecidos, y saber con quienes, eso me lo enseñó “El Peta”, decía que yo le caía bien porque era así y porque me parecía a mi hermano, al que mataron”. Elías platica que “El Peta” también se dedicaba a vender droga y que hace dos años lo mataron pero en Estados Unidos, “fueron a buscarlo, lo sacaron del bar donde estaba y lo mataron pero su familia cuenta que murió en un accidente, todos saben que no es cierto”.

Elías muestra unas pequeñas marcas en los nudillos de sus dedos, mismas que asegura fueron causadas por elementos de seguridad, pues dice que fue detenido junto a otro joven cuando se dirigían a una tienda de conveniencia y al preguntarles

a donde iban, los subieron a sus vehículos pues no les creyeron: “creían que íbamos a conectar, nos preguntaban que dónde era el punto, el otro no aguantó la bolsa, a mi me la pusieron 4 veces en la cabeza, sientes que te ahogas regacho pero a mi me dieron ganas de vomitar y se enojaban y me pusieron las pinzas (en los dedos) que para que les dijera, pero yo nomas iba por una coca a la tienda, el otro morrillo me acababa de cortar el pelo, él estaba llorando asustado”, narra Elías mientras se ríe pues dice, no es la primera vez que lo detienen así.

Durante el periodo de enero a diciembre del 2020, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC), emitió 38 quejas por casos de agresiones por parte de elementos de Policías Municipales (17) , elementos de la Secretaría de Seguridad (9) así como contra agentes de la Fiscalía General del Estado (14), sin embargo, Elías no fue uno de los ciudadanos que presentó denuncia o queja formal ante las autoridades competentes.

Con menos detalles, Elías habla sobre una ocasión en la que él le dio “una calentada” a un sujeto, pues dice que entre sus conocidos hay quienes son los encargados de ir a “calmar” o dar “calentadas” a los que deben algo a sicarios y una vez acompañó a uno de sus amigos: “me subí a la troca con ellos, fuimos a ponerle la bolsa porque andaba de alsadito, nadie te ve ni sabe que eres tu, yo lo conocía pero como traía pasamontañas pues nadie sabe quien es quien, él estaba asustadote, no lo iban a matar, nomas a asustar, casi llora, ya no lo hice otra vez.”; narra Elias entre risas al recordar el miedo de quien fue víctima de la situación.

Debido a su situación económica y asuntos familiares, Elías no cuenta con los estudios básicos, en 2019 sufrió la pérdida de su padre y en 2020 la de su madre, actualmente trabaja de empleado en un local, comenta que solo una vez consumió drogas y que a pesar de haber recibido propuestas de trabajo por parte de sicarios, considera que no arriesgaría su vida por 200 pesos, pues la comisión que le ofrecen recibir a quienes dan inicio en la venta y distribución de droga.

(Los sobrenombres aquí expuestos, son utilizados únicamente para cubrir la identidad del entrevistado y las personas mencionadas.)

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...