20 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nosotros

SIGLOS DE HISTORIA

Dictamen de la controversia de la fundación de la División del Norte en La Loma, Durango

DRA. Guadalupe Villa, mtra. Silvia Castro Zavala Y mtro. Ilhuicamina Rico
domingo 06 de octubre 2013, actualizada 11:57 am

Enlace copiado

Cuando, a fines de junio de este año, la LXV Legislatura del Estado de Durango decidió nombrar a La Loma, municipio de Lerdo, Cuna de la División del Norte, se hizo público que el 22 de mayo anterior la LXIII Legislatura de Chihuahua le había dado ese nombramiento a la ciudad de Jiménez. Ante la controversia, la legislatura duranguense decidió tomar su tiempo para investigar lo conducente.

La controversia parece haber nacido de que en noviembre del 2009, el responsable de Turismo del municipio de Jiménez, Chih., solicitó a la Dirección General de Archivo e Historia de la Secretaría de la Defensa Nacional información sobre el nombramiento que recibió Francisco Villa en esa comunidad en septiembre de 1913. En la respuesta recibida diez días después, el responsable de dicha dirección afirmó que "en la segunda quincena de septiembre de ese mismo año (1913), se verificó en Ciudad Jiménez, Chih., una junta de Jefes Constitucionalistas que representaban las facciones que se encontraban en armas y obraban aisladamente, a fin de nombrar un Jefe Supremo que estableciera la unidad de mando en todas ellas. La designación recayó en el General Francisco Villa, por iniciativa del Coronel Juan N. Medina, habiendo sido entonces cuando surgió la "División del Norte" Constitucionalista, formada por las brigadas "Villa", "Morelos" y "Benito Juárez", la primera orden que dio Villa a su ejército, en su calidad de General en Jefe, fue iniciar los preparativos y toma de la plaza de Torreón".

El gran biógrafo de Francisco Villa, Friedrich Katz, parece abonar a la confusión ya que en su libro Pancho Villa cuando habla de la creciente necesidad de los grupos revolucionarios de Chihuahua de darse un mando único asienta que en la ciudad de Jiménez, y después de "convencer" a Manuel Chao, candidato de Carranza, de no aceptar el nombramiento, quedó al mando de la naciente división.

Los más importantes historiadores del villismo han dado su opinión al respecto en diferentes medios. La doctora en Historia y nieta del Centauro, Guadalupe Villa, a petición de algunos de los legisladores locales duranguenses hizo su dictamen, mismo que ha permitido a este diario publicar:

México, D. F., 4 de julio de 2013.

Dip. Profesora Elia María Morelos F.

Presidenta de la Comisión de Cultura

H. Congreso del Estado de Durango

LXV Legislatura.

Estimada Diputada:

En respuesta a su solicitud de fecha 2 de julio de 2013, respecto a clarificar el punto geográfico donde nació la División del Norte, comandada por el general Francisco Villa, me permito señalar lo siguiente:

Al no existir, o por lo menos no conocerse a la fecha, un documento fundacional que avale aquel hecho histórico, revisé los testimonios de aquellos que fueron testigos y partícipes en la conformación de la División del Norte.

Por tanto, con fundamento en los datos extraídos de diversas fuentes de primera mano, manifiesto a usted que no hay duda de que el establecimiento de la División del Norte y el reconocimiento del general Francisco Villa como jefe de la misma, tuvo lugar en la hacienda de La Loma, Durango, el 29 de septiembre de 1913.

Las fuerzas revolucionarias que operaban en el estado de Chihuahua otorgaron en el mes de agosto de 1913, su reconocimiento a la jefatura de Villa en Santa Rosalía (Camargo) y en Jiménez. Tal reconocimiento implicó ir cohesionando a los múltiples grupos de revolucionarios que, sin un mando central, carecían de una fuerza capaz de oponérsele exitosamente al ejército federal.

Cabe aclarar que la aceptación de Villa como jefe de operaciones de los contingentes de Chihuahua, fue el principio de la unidad revolucionaria en torno a lo que en breve sería la División del Norte.

Los combatientes chihuahuenses bajo el mando de Villa, salieron de la entidad y se dirigieron al sur de Durango. Tras diversos encuentros con fuerzas federales, algunos de aquellos permanecieron estacionados en la hacienda de La Goma y otros se instalaron en la hacienda de La Loma. Fue en este punto geográfico que los contingentes procedentes de Durango, La Laguna y Zacatecas, unidos a los de Chihuahua, reconocieron a Villa como comandante y jefe de operaciones de la naciente División del Norte.

La suma de las distintas brigadas que reconocieron a Villa, pasaron a conformar una División con un contingente mayor a diez mil hombres. No está por demás señalar, por obvio que resulte, que los grupos chihuahuenses por sí mismos, no habrían podido conformar una División militar.

La unión de varias divisiones constituye un cuerpo de ejército, en este caso el Cuerpo de Ejército del Noroeste, al que jerárquicamente pertenecía la División del Norte que, no obstante, operó de manera independiente.

En hoja anexa envío los datos extraídos de cada uno de los testimonios utilizados.

En espera de haber podido contribuir al esclarecimiento de la duda sobre el hecho histórico que nos ocupa, envío a usted un cordial saludo.

Atentamente

Dra. Guadalupe Villa Guerrero

ANEXO:

A). Práxedes Giner Durán, ex revolucionario perteneciente a las fuerzas de Rosalío Hernández en Santa Rosalía (Camargo, Chih.) y ex gobernador del Estado de Chihuahua, fue entrevistado en 1973, para el programa de Historia Oral.

En la entrevista señala que el general Villa -tras su regreso a territorio nacional- comenzó a reclutar gente para combatir a Victoriano Huerta. En Chihuahua lo reconocieron como jefe el citado Hernández con su grupo; Toribio Ortega con su gente de Cuchillo Parado; los hermanos Herrera, de la región de Parral "y otros que sería muy largo estárselos enumerando". Entonces todos se reunieron con Villa, reconociéndolo a él como jefe.

En esas condiciones Villa avanzó al sur, y en una junta que tuvieron con los revolucionarios de toda esa comarca (lagunera), pensaron en la necesidad de designar un general en jefe responsable para atacar Torreón […] Y así surgió el general Villa comandante de lo que fue la División del Norte, que la integraron algunas fuerzas de la región lagunera […] y todas las de aquí del estado (Chihuahua) […] y ya de ahí contó con un contingente bastante considerable.

B). Luis y Adrián Aguirre Benavides, hermanos de Eugenio -revolucionario presente en la hacienda de La Loma-, en su obra Las grandes batallas de la División del Norte, narran los sucesos ocurridos tras el combate y toma de la plaza de San Andrés, Chihuahua, el 26 de agosto de 1913: -"Villa se dirigió a Santa Rosalía en donde se le reincorporó el coronel Fidel Ávila […] (allí) creció formidablemente (su) fuerza […]. A estas fechas, Villa ya tenía en mente avanzar hacia el sur, a fin de controlar y agrupar a los elementos de La Laguna que operaban dispersos y que se consideraban elementos muy valiosos. A efecto salió de Santa Rosalía rumbo a Jiménez y de ahí se embarcó hacia Bermejillo y por tierra se dirigieron a la hacienda de La Goma, lugar en que cruzaron el río Nazas para ir a acampar en la hacienda de La Loma. En este lugar y con la concurrencia de los guerrilleros de La Laguna, que se habían citado para el efecto, se proyectó y quedó organizada la División del Norte bajo el mando supremo del general Villa e integrada por los generales Tomás Urbina, Maclovio Herrera, Manuel Chao, Toribio Ortega, Rosalío Hernández, Eugenio Aguirre Benavides, José Isabel Robles, Calixto Contreras, Juan García, Orestes Pereyra […] y se acordó marchar a la conquista de Torreón.

C). Luis Aguirre Benavides, secretario particular de Francisco I. Madero y de Villa, en su libro De Francisco I. Madero a Francisco Villa (Memorias de un revolucionario), prácticamente no presenta variantes, excepto que incorpora a los contingentes que reconocieron la jefatura de Villa, a las fuerzas zacatecanas.

D). Federico Cervantes, quien se incorporó a la revolución con el general Felipe Ángeles y militó en la División del Norte publica, en su libro Francisco Villa y la Revolución, el parte rendido por Villa a Venustiano Carranza de la primera toma de Torreón, realizada con tropas revolucionarias bajo su mando (29 y 30 de septiembre de 1913): -"Tengo la honra de poner en el superior conocimiento de usted que habiendo sido designado por los varios jefes de Brigada allí reunidos para tomar el mando de operaciones en el ataque de la plaza de Torreón, Coah., defendida por fuerzas federales e irregulares sostenedores del usurpador Victoriano Huerta […] siendo por nuestra parte Jefe de Operaciones, el que suscribe, 4 de las diversas Brigadas que tomaron parte en el combate, los generales brigadieres Tomás Urbina, Calixto Contreras, Eugenio Aguirre Benavides y Domingo B. Yuriar. El dispositivo de combate se acordó en la hacienda de La Loma […]

E). Alberto Calzadíaz Barrera, en su obra Hechos Reales de la Revolución, refiere, basado en los datos que le proporcionó el mayor Juan B. Muñoz -testigo y partícipe-, que: "Arribamos a la hacienda de La Loma […] aquella reunión tuvo por objeto nombrar, de acuerdo con todos, un jefe que asumiera la responsabilidad de la campaña […] una vez que el general Villa ha sido nombrado jefe de la División, se pasa a discutir y trazar el plan de ataque […]

silvia.castro.zavala@gmail.com

Si tiene comentarios, escríbanos a: yromo@elsiglodetorreon.com.mx

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...